Alojamiento temporal tras la tormenta invernal Elliott

22 de marzo de 2023

Compartir en LinkedIn Compartir en Facebook Compartir en X

En diciembre de 2022, unas condiciones meteorológicas invernales extremas provocaron cortes de electricidad y la congelación de tuberías en todo Estados Unidos, dañando propiedades y desplazando a residentes. En los días que siguieron, nuestro equipo de alojamiento temporal se hizo cargo de una mayor carga de siniestros para garantizar alojamiento a los asegurados.

Además del estrés de verse desplazadas, las familias estaban preocupadas por si sus alojamientos temporales aceptarían a sus mascotas, así como por la interrupción de las rutinas escolares y laborales cotidianas. En situaciones como ésta, corresponde a nuestros colegas mostrar cómo "caring counts" y escuchar y atender sus preocupaciones. Nos especializamos en organizar alojamientos temporales que se adapten a las necesidades de alojamiento únicas de cada cliente y los mantengan lo más cerca posible de casa.

La época del año añadió otra capa de complejidad. Como muchos asegurados estaban de viaje por vacaciones mientras se producía la tormenta invernal Elliott, no pudieron evaluar el alcance de los daños hasta que fue demasiado tarde. Tras la tormenta se produjeron daños importantes por diversos motivos, principalmente por la rotura de tuberías congeladas. Es posible que los asegurados llegaran a casa y se encontraran con goteras; y si había agua estancada, había que tener en cuenta riesgos adicionales, como el moho, lo que les obligaba a abandonar el lugar. Lo que se suponía que iba a ser una temporada de alegría, se convirtió rápidamente en desesperación, lo que reforzó la necesidad de que nuestro equipo de alojamiento temporal abordara cada siniestro con empatía.

Un enfoque empático

Tras un suceso traumático, lo último que quiere hacer cualquier asegurado es decidir dónde vivir temporalmente. Muchos asegurados se sintieron ansiosos y abrumados mientras atravesaban las etapas del duelo por su hogar dañado. Aprender a identificar el trauma y responder de forma productiva favorece un mejor resultado de las reclamaciones. Por eso, además de tener conocimientos sobre vivienda temporal, nuestros colegas están formados para escuchar intencionadamente y actuar con empatía.

Resultados positivos

Empezamos a recibir solicitudes de alojamiento temporal inmediatamente y, a pesar de que la tormenta afectó a todo Estados Unidos, nuestra planificación estratégica de respuesta ante catástrofes nos permitió ponernos en marcha rápidamente y gestionar el volumen de llamadas. Esto incluyó la realización de formaciones cruzadas tempranas y la incorporación de un gran grupo de colegas temporales para que pudiéramos seguir ofreciendo el nivel de servicio que esperan los clientes. Con la opción de que todas las solicitudes de siniestro se enviaran y rastrearan fácilmente a través de una plataforma digital, nuestros expertos actuaron con rapidez, llamando rápidamente a los asegurados para empezar a prestar asistencia en materia de vivienda.

Algunos asegurados sólo sufrieron la rotura de una tubería, lo que les obligó a esperar al fontanero pero seguir viviendo en su casa. Otros sufrieron daños graves, inhabitables, que les han obligado a evacuar durante lo que probablemente será de varios meses a un año. Como resultado, las necesidades de alojamiento temporal variaron desde un alojamiento flexible a corto plazo en un hotel hasta el alquiler de una propiedad a largo plazo. Mientras nuestro equipo se encargaba de coordinar el alojamiento temporal, los asegurados podían centrarse en lo que más les importaba -su seguridad y recuperación tras un siniestro- permaneciendo en su comunidad.

Preparativos para los asegurados

Es recomendable que los asegurados revisen periódicamente su póliza de seguro para conocer la respuesta a las pérdidas relacionadas con el clima invernal y saber si los gastos de alojamiento temporal están cubiertos en caso de que su vivienda quede inhabitable. Entre las formas de proteger las propiedades se incluyen envolver las tuberías y grifos exteriores con material aislante, abrir las puertas de los armarios bajo los fregaderos para que circule aire caliente y mantener la temperatura a 55 grados o más en el interior (para más consejos, pulse aquí).

Puede que la tormenta invernal Elliot haya pasado hace varios meses, pero nuestros equipos se comprometen a estar ahí todo el tiempo que sea necesario para ayudar a nuestros clientes y a sus asegurados. Cuando se producen catástrofes naturales, podemos proporcionar alojamiento temporal a los primeros intervinientes, las aseguradoras y los equipos de servicio, desde los peritos de siniestros y reclamaciones hasta los empleados de mitigación y reparación. Nuestra red de marcas hoteleras y opciones de alojamiento a corto plazo garantizan que proporcionemos alojamiento temporal de calidad con las mejores condiciones de arrendamiento cuando más importa. Si podemos ayudarle, póngase en contacto con nuestro equipo en [email protected].