Resbalones y caídas en supermercados: cómo reclamar daños personales

30 de marzo de 2023

Compartir en LinkedIn Compartir en Facebook Compartir en X

Por .

En algunos estados de Australia han aparecido cada vez más anuncios de demandas por lesiones personales a consecuencia de incidentes de resbalones y caídas en supermercados.

Una reciente sentencia del Tribunal de Apelación del Territorio de la Capital Australiana puede explicar esta evolución.

Una mirada retrospectiva

En 2022, el Tribunal Supremo del Territorio de la Capital Australiana falló en contra de una clienta que sufrió lesiones tras resbalar en un supermercado en el asunto Buljat contra Coles Supermarkets Australia Pty Ltd [2022]. Los hechos del caso fueron que en 2017, la demandante había resbalado con una uva suelta mientras caminaba por la sección de carnes. Como resultado, se cayó y se lesionó la pierna. El procedimiento se regía por la Ley de Derecho Civil (Daños) de 2002 del Territorio de la Capital Australiana .

Aunque hubo varias acusaciones de negligencia en el asunto, la cuestión crucial era si el asegurado tenía implantado un sistema de limpieza/inspección adecuado en el momento del siniestro. Esta es una de las principales líneas de investigación que tenemos en cuenta al emprender este tipo de investigaciones.

En este caso, las investigaciones sobre el incidente revelaron que, durante el horario comercial, se aplicaba un sistema de "limpieza sobre la marcha". El personal había sido instruido y formado por el supermercado para estar atento a cualquier peligro o vertido y limpiar a medida que lo detectaran.

En un caso anterior, Woolworths Ltd contra McQuillan [2017], el Tribunal de Apelación consideró que el personal había tenido un cuidado razonable al mantener una vigilancia "adecuada", lo que no se traducía en la obligación de mantener una vigilancia "perfecta".

El Tribunal Supremo del Territorio de la Capital Australiana sostuvo que, aunque no había pruebas que indicaran que el suelo se había limpiado durante un período de 6,5 horas, el hecho de que se hubiera instruido a los empleados para que vigilaran debidamente y limpiaran sobre la marcha era suficiente para defender la reclamación. También se determinó que el sistema de "limpieza sobre la marcha" era adecuado en lugar de un sistema de inspección documentado.

El resultado

En diciembre de 2022, el Tribunal de Apelación del Territorio de la Capital Australiana revocó la decisión anterior. Sostuvo que una persona razonable en la posición del demandado debería haber hecho más para prevenir los riesgos de resbalones.

Determinó que el supermercado debería haber contado con un sistema que exigiera específicamente al personal inspeccionar, identificar y eliminar los peligros, y disponer de pruebas documentales de dicho sistema. Otro aspecto clave del caso fue la necesidad de determinar la frecuencia de las inspecciones. Mientras que en decisiones anteriores los tribunales consideraron que los comercios debían vigilar y limpiar las zonas con una periodicidad mínima de 20 minutos, tras la apelación de este caso se consideraron razonables las inspecciones cada hora.

Claves para los peritos

Normalmente, al investigar asuntos similares, nuestro equipo solicita documentación como prueba de que existía un sistema. Si no hay documentación, podemos obtener una declaración de los empleados que trabajaban en la fecha del siniestro. Esta prueba ayuda a verificar si el asegurado aplicaba o no inspecciones y medidas de limpieza periódicas. No sólo es importante identificar si existe un sistema de inspección y limpieza rutinaria, sino también a qué intervalos tienen lugar. Y lo que es más importante, si se está tramitando un siniestro, es saber cuándo se inspeccionó por última vez la zona afectada antes de que se produjera el siniestro. Es imperativo obtener toda la documentación, incluidas las descargas de registros de aplicaciones de los sistemas que los asegurados tienen en marcha como prueba para demostrar el cumplimiento de su deber de diligencia.

En Sedgwick, contamos con un equipo centrado en la investigación de reclamaciones por daños personales. Para saber cómo nuestros especialistas pueden apoyar a su organización, envíe un correo electrónico a [email protected] o [email protected].

Leer más > lea el folleto de responsabilidad.