Resumen de FERMA: riesgos nuevos e imprevistos

24 de noviembre de 2022

Compartir en LinkedIn Compartir en Facebook Compartir en X

Por Tobias Walter, director general, Sedgwick Alemania; Stewart Steel, director general, Sedgwick Europa, Oriente Medio y África; Caroline BRUN, directora comercial y de marketing, Sedgwick Francia; James Norman, director de desarrollo de negocio, Sedgwick International; Jeroen Fröhlich, director general, Países Bajos, Sedgwick International.

El mes pasado, varios de nuestros expertos asistieron al Foro FERMA en Copenhague. El tema era "Transición conjunta: liderazgo en riesgos en un mundo en rápida transformación". El evento brindó la oportunidad de destacar las tendencias en torno a la interrupción de la cadena de suministro, el cambio climático, los problemas cibernéticos, la digitalización de los siniestros y mucho más. Los gestores de riesgos, los corredores y las aseguradoras navegan por un territorio desconocido, por lo que se hace especial hincapié en la resistencia, la sostenibilidad y la adaptabilidad. Mientras nos preparamos para 2023, exploremos algunos puntos clave del Foro FERMA.

Juntos en la transición

Trabajar juntos requiere la alineación de una multitud de partes interesadas, incluidas empresas, (re)aseguradoras, corredores y gobiernos. Por ejemplo, si una aseguradora industrial mundial no cubre la minería del carbón o las centrales atómicas porque va en contra de su política medioambiental, social y de gobernanza (ESG) y de sus valores ecológicos, ¿qué ocurre con los afectados en los distintos países? ¿Es responsabilidad de las aseguradoras tomar decisiones basadas en consideraciones políticas? Ya se trate de la inflación, la crisis energética o la interrupción de la cadena de suministro, los retos a los que nos enfrentamos como sociedad, los afrontamos globalmente. Compartir información y buenas prácticas ayuda a las organizaciones a atravesar entornos de riesgo inciertos.

Efectos en la gestión de riesgos

La interrupción de la cadena de suministro, la recesión económica, el Brexit y la pandemia han afectado a la gestión de riesgos. Concretamente, los dos últimos años nos han mostrado lo vulnerables que somos todos en lo que respecta a las cadenas de suministro. Sumados a la incertidumbre general, estos factores suponen un reto incuestionable que afecta a todos los aspectos de lo que hacemos, desde la forma en que trabajamos hasta la aparición de la tecnología a distancia. Han aumentado la volatilidad de los mercados y los casos de disturbios civiles. Además, la experiencia ha demostrado que, en tiempos de incertidumbre, una de las formas de compensar la pérdida de ingresos es el fraude. Hemos empezado a ver un aumento de las reclamaciones identificadas como sospechosas que justifican un examen más detenido, especialmente desde el final de la pandemia relacionada con el apoyo financiero de los gobiernos europeos. El riesgo se ha convertido en una preocupación verdaderamente global, ya que los problemas ya no pueden aislarse en una zona o región específica, es decir, el aumento del coste de los alimentos, los cambios políticos, los retrasos en la fabricación, etc.

Modelar el futuro

El panorama del riesgo está evolucionando y responder a un entorno cada vez más impredecible e incierto puede ser todo un reto. Es más global, complejo, interconectado y volátil que nunca. Sin embargo, si mantenemos una mentalidad positiva, seguirá impulsando la colaboración, las asociaciones y la innovación. Trabajar juntos con una perspectiva global nos proporcionará sólidas capacidades para llevar a cabo el cambio y nos permitirá realizar la transición con éxito.

A medida que las organizaciones tratan de racionalizar sus modelos operativos para responder mejor a la rápida fluctuación del entorno geopolítico y socioeconómico, la externalización de procesos empresariales (BPO) será cada vez más popular. Tan importante para las aseguradoras como para las empresas es la externalización de las actividades comerciales, desde la administración administrativa hasta la gestión técnica de los siniestros. Este servicio libera tiempo y energía para centrarse en lo que cada organización sabe hacer mejor.

El Foro FERMA brindó la oportunidad de renovar las relaciones existentes, relacionarse con colegas, aprender de los líderes y comprender las vías de crecimiento. Ahora es un momento tan bueno como cualquier otro para revisar cómo funcionan las cosas en su organización y qué podría hacerse de manera diferente para añadir mayor valor y conocimientos. Para más información sobre cómo mitigar los riesgos en 2023, visite nuestro sitio web.