Inflación y panorama actual de la siniestralidad

13 de marzo de 2023

Compartir en LinkedIn Compartir en Facebook Compartir en X

Los aumentos de precios se observan en todos los sectores, desde la alimentación y el combustible hasta la construcción y la industria manufacturera. Si nos fijamos en el sector de los siniestros, estos mismos factores influyen en los costes de las indemnizaciones por accidentes de trabajo, los siniestros de automóviles y los siniestros patrimoniales.

La inflación aprieta las indemnizaciones a los trabajadores

La inflación de precios tanto en la atención médica como en los salarios está teniendo un impacto en las reclamaciones de indemnización por accidentes laborales. Por lo que respecta a la atención médica, los datos de Sedgwick indican que los costes médicos de los siniestros de indemnización por accidentes de trabajo en EE.UU. en 2022 subieron una media del 3% por servicio en comparación con 2021 (impulsados por los aumentos en el área de servicios de evaluación y gestión, tratamiento quirúrgico y gastos de diagnóstico). En cuanto a los salarios, la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. informó en diciembre de 2022 de que los salarios y prestaciones de los empleadores privados hasta septiembre de 2022 habían aumentado algo más del 5% en comparación con 2021. La tasa diaria de incapacidad total temporal (TTD) para las reclamaciones de indemnización de los trabajadores administradas por Sedgwick con tiempo fuera del trabajo también aumentó en algo más del 5% a nivel nacional en comparación con 2021.

El objetivo principal del proceso de indemnización de los trabajadores es ayudar a los empleados lesionados a recuperarse y volver al trabajo de forma rápida y segura. Redoblar la apuesta por el objetivo final puede ser el remedio para atenuar las garras de la inflación. Los empresarios deben estudiar la posibilidad de optimizar todos los aspectos de la seguridad en el lugar de trabajo y el proceso de indemnización de los trabajadores para promover resultados favorables, entre ellos:

  • Mantener una sólida red de proveedores médicos para promover una atención oportuna y adecuada a los empleados lesionados.
  • Ofrecer una experiencia positiva y coherente a los empleados lesionados, basada en la empatía.
  • Centrarse en la atención holística -especialmente a la luz de la exposición generalizada al estrés durante la pandemia de COVID- y, cuando esté justificado, acceder a recursos como soluciones de salud conductual.
  • Prevenir y mitigar los litigios. Hacer hincapié en el cuidado y comunicar con claridad en el momento de la lesión puede reducir significativamente los litigios. Una vez que una reclamación se convierte en litigio, adoptar un enfoque sólido y reflexivo puede ayudar a controlar los costes.
  • Proporcionar puestos de trabajo ligeros que se ajusten a las restricciones para fomentar la cooperación con un proceso saludable de reincorporación al trabajo. Los empresarios también pueden trabajar con un socio de atención sanitaria gestionada para encontrar oportunidades de trabajo de transición con organizaciones sin ánimo de lucro; esto ayuda a los empleados a mantenerse activos y a encontrar un propósito mientras se recuperan, y reduce el tiempo que pasan fuera del trabajo.
  • Revisar periódicamente los requisitos de seguridad en el lugar de trabajo y garantizar que todos los empleados estén bien formados en materia de prevención de lesiones.

Coste de los siniestros de automóviles

Las complicaciones de la cadena de suministro mundial y la inflación han creado un entorno en el que ya no se aplican los porcentajes estándar utilizados en el ajuste de siniestros de automóviles. Las piezas críticas necesarias para las reparaciones de automóviles siguen pendientes de entrega, y si los coches dañados no son seguros para conducir, los retrasos obligan a prolongar los periodos de uso de los coches de alquiler. Varios sectores clave de la industria automovilística se han visto directamente afectados por la inflación. Los costes de reparación han aumentado un 11% (y tardan casi el doble en completarse), y el valor de los coches usados ha aumentado aproximadamente un 40%. Estos factores, acumulados, generan un aumento de los costes de los siniestros de automóviles.

Considerar opciones de contención de costes puede ayudar. Por ejemplo, una red de reparación directa -una red nacional de talleres de reparación de automóviles- puede tener mayor poder adquisitivo que un único taller local y ser capaz de conseguir piezas con mayor rapidez, reduciendo así la duración de los siniestros en caso de retraso de las piezas. Y, por supuesto, la mejor forma de reducir costes es evitar que se produzcan siniestros. Asegúrese de que los vehículos se someten a un mantenimiento adecuado antes de que algo vaya mal. (Para más información sobre la inflación y el sector del automóvil, véase un blog anterior ).

La subida de precios y los problemas de la cadena de suministro influyen en los siniestros inmobiliarios

Los siniestros inmobiliarios también se están resintiendo, ya que los precios de las reparaciones se ven afectados por el aumento de los costes de materiales y mano de obra. Otros factores son los problemas de la cadena de suministro: retrasos en la fabricación y las entregas, escasez de mano de obra y aumento del precio del combustible. El sector de la construcción registró un aumento del 9,5% en los costes de mantenimiento y reparación de viviendas y del 14,3% en los materiales de aislamiento, según los índices de precios al productor de noviembre de 2021 a noviembre de 2022. Todos estos factores impiden que los propietarios de viviendas y las empresas realicen las reparaciones con prontitud después de que se produzcan daños materiales.

Para fomentar los esfuerzos de control de costes, los equipos de siniestros deben utilizar todas las herramientas de forma óptima desde el principio. Garantizar la rápida asignación de los siniestros patrimoniales a peritos cualificados es fundamental. Los expertos en siniestros patrimoniales de Sedgwick pueden verificar los costes de reparación para asegurarse de que se ajustan a los precios actuales del mercado, además de ayudar a los clientes con todos los demás aspectos de sus siniestros y contratar cualquier recurso adicional. Se recomienda a los asegurados que revisen su póliza con un representante de seguros al menos dos veces al año para asegurarse de que la cobertura es la adecuada.

Mirando al futuro

Es imperativo que sigamos observando las tendencias económicas que repercuten en los siniestros y exploremos todas las opciones posibles para mitigar los costes. Sea cual sea el sector, reforzar las estrategias de control de costes en el entorno financiero actual puede situar a las organizaciones en una mejor posición para responder a las tendencias actuales y futuras del mercado.

Un agradecimiento especial a Kathy Tazic, directora gerente de servicios al cliente de Sedgwick, por sus valiosas aportaciones a este blog.

> Leer más - consulte una versión ampliada de este artículo en el número 20 de la revista digital de Sedgwick, edge