El embarazo: Un juego de espera

10 de abril de 2017

Compartir en LinkedIn Compartir en Facebook Compartir en X

Por .

La jirafa April ha causado sensación en Internet. Unos 20 millones de personas de todo el mundo han seguido su interminable embarazo desde febrero. Aunque actualmente está cerrado por temporada, el Animal Adventure Park de Harpursville (Nueva York), donde vive April, ha aprovechado la oportunidad para concienciar sobre las jirafas y el propio parque educativo de animales retransmitiendo en directo el recinto de la jirafa a través de Facebook y YouTube. En ocasiones, más de 250.000 personas han seguido su evolución en directo.

La historia de April inspiró a la embarazada Erin Dietrich a ponerse una máscara de jirafa y publicar su propia parodia del reloj jirafa en Facebook. Sin embargo, Dietrich dio la bienvenida a su propio bebé, un niño, el 8 de marzo. Mientras tanto, April sigue esperando, al igual que el resto del mundo.

Las mujeres embarazadas y sus parejas podrían empatizar con April. El embarazo implica mucha anticipación, preparación e incertidumbre. Como saben los cuidadores de April, comer alimentos saludables es importante para las futuras mamás, por lo que controlan su dieta cuidadosamente. Para los humanos, Womenshealth.gov aconseja consumir más proteínas, hierro, calcio y ácido fólico, así como calorías adicionales. "Una alimentación sensata y equilibrada combinada con un ejercicio físico regular sigue siendo la mejor receta para gozar de buena salud durante el embarazo", señala el sitio web.

Las futuras mamás saben que deben comer bien, pero hay muchos aspectos del embarazo y la preparación para la vida después que no están tan claros. La experiencia de cada persona es única y, para la mayoría, navegar por lo que viene -no solo los cambios que conlleva un bebé, sino también las preguntas inmediatas sobre las bajas y las prestaciones sanitarias- puede ser un proceso desconocido y complicado.

La Ley de Baja Familiar y Médica (FMLA) contempla el embarazo como un estado de salud grave. Las madres tienen derecho a ausentarse del trabajo hasta 12 semanas para prepararse y recuperarse del parto, incluidas las visitas prenatales. Pero la FMLA sólo protege el empleo y las prestaciones.

Para sustituir los ingresos, algunas empresas ofrecen prestaciones por incapacidad a corto plazo (STD), y un puñado de estados, entre ellos Nueva York, donde vive April, ofrecen prestaciones del seguro estatal de incapacidad (SDI) por embarazo. Por lo general, la baja por maternidad comienza cuando un profesional sanitario indica que la madre no puede seguir trabajando o aproximadamente dos semanas antes de la fecha prevista del parto. Y la cobertura continúa durante seis semanas tras un parto normal y ocho semanas tras una cesárea, a menos que surjan complicaciones.

En el caso de April, el parto se produjo a mediados de febrero. Por tanto, su FMLA y su STD/SDI podrían haber comenzado a principios de febrero. Sabemos que no todos los bebés nacen en la fecha prevista y que a veces surgen complicaciones. En el caso de April, tendría derecho a 26 semanas de prestaciones STD/SDI. Una vez transcurrido ese periodo, podría tener que pasar a una prestación de incapacidad a largo plazo (LTD) si sigue incapacitada más allá de ese periodo.

Pero, después de 12 semanas, su puesto de trabajo dejaría de estar protegido, ¿no? No necesariamente. Normalmente, el embarazo normal no se considera una discapacidad en virtud de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA). Sin embargo, si se produce una complicación, es probable que se considere una discapacidad. Además, en muchos estados, entre ellos Nueva York, la ley prevé ajustes razonables en caso de embarazo. En ese caso, se podría conceder a April un permiso como medida de adaptación, siempre que haya pruebas de que podría volver al trabajo en un futuro próximo. En el caso de April, nadie sabe cuándo dará a luz, pero teniendo en cuenta que una jirafa da a luz tras 14-15 meses de embarazo, yo le concedería un permiso adicional. La protección de la FMLA de April terminaría el 19 de abril, así que probablemente la discusión interactiva debería empezar pronto.

Tras el nacimiento de un bebé, muchos padres aprovechan la oportunidad para estrechar lazos con su nuevo hijo. Cada vez son más las empresas que ofrecen permisos parentales retribuidos para estrechar lazos con los hijos. Además, algunos estados ofrecen permisos laborales más allá de las 12 semanas que garantiza la FMLA. En el caso de April, actualmente vive en un estado en el que la protección de la FMLA se limita a 12 semanas, y no trabaja para una empresa que ofrezca un permiso parental retribuido. Sin embargo, hay buenas noticias: en 2018, Nueva York ofrecerá un permiso familiar retribuido de hasta 12 semanas para cubrir el cuidado de familiares y el vínculo con un nuevo hijo.

Recuerda que los padres también tienen derecho a disfrutar de tiempo para estrechar lazos con sus hijos. Así que Oliver, el futuro papá, al que se ve paseando en el fondo de la cámara de la jirafa, y April han estado planeando su propio permiso después de que nazca el bebé. Ahora que la nueva fama de April la ha convertido en el sostén de la familia, han decidido que tras las 6-8 semanas de recuperación de April, ella volverá al trabajo y Oliver se tomará 12 semanas libres para estrechar los lazos con el bebé. Aunque no será remunerado, el tiempo que pase con el bebé jirafa valdrá su peso en oro.

La cobertura sanitaria es importante para un niño en desarrollo, así que April y Oliver tendrán que añadir "baby g" a su seguro médico. Los bebés necesitarán nueve visitas de control y 16 vacunas durante el primer año. Estos servicios preventivos suelen estar incluidos sin coste adicional en la mayoría de los planes de seguro. Tener un bebé es un acontecimiento que da derecho a cambiar las prestaciones fuera del periodo de inscripción abierta. La mayoría de los planes suelen exigir que los cambios se produzcan en los 30-60 días siguientes al acontecimiento; la cobertura es retroactiva a la fecha de nacimiento del niño. A partir de ese momento, la única opción es esperar a la afiliación abierta.

Navegar por los matices del embarazo y el permiso parental puede ser estresante, pero Sedgwick sabe que caring countsSM. Podemos ayudar a las empleadas a entender los permisos y las prestaciones sanitarias disponibles en relación con el embarazo. Nuestros compañeros están preparados para responder preguntas y ocuparse de los detalles para que los nuevos padres puedan tener más tiempo para concentrarse en sus bebés.