Declarado el estado de emergencia en Nueva Zelanda

6 de marzo de 2023

Compartir en LinkedIn Compartir en Facebook Compartir en X

El martes 14 de febrero, y por tercera vez en la historia, el gobierno neozelandés anunció el estado de emergencia nacional.

Las inundaciones y la destrucción que siguieron al ciclón Gabrielle dejaron Northland, partes de Auckland y la costa oriental de la Isla Norte devastadas. El Primer Ministro, Chris Hipkins, declaró que la tormenta, que causó 11 muertos, provocó daños "a una escala no vista en Nueva Zelanda desde hacía al menos una generación".

En algunas zonas cayó más de medio metro de lluvia en sólo 11 horas, miles de viviendas quedaron inundadas y se calcula que 10.500 personas fueron desplazadas. Las carreteras quedaron sumergidas y algunas vías principales cerradas por desprendimientos y derrumbes. El suministro eléctrico y los servicios de telefonía móvil también se vieron afectados, lo que hizo casi imposible ponerse en contacto con quienes lo necesitaban urgentemente.

Esta última catástrofe se produjo apenas dos semanas después de que Auckland recibiera cerca de la mitad de sus precipitaciones anuales en los primeros 45 días de 2023, provocando inundaciones generalizadas. El ministro de Finanzas declaró que se trataba del "mayor suceso no relacionado con terremotos" en términos de seguros jamás registrado en el país.

Prioridad a los clientes vulnerables

Se calcula que en el primer episodio meteorológico se recibieron 30.000 siniestros en todo el sector. Abarcan todo tipo de siniestros: desde propiedades domésticas y comerciales, pasando por plantas de fabricación, supermercados y residencias de ancianos. El agua de las inundaciones también dañó innumerables vehículos.

Hoy, mientras los equipos de búsqueda y rescate prosiguen los esfuerzos de recuperación en la Costa Este, nuestros peritos siguen ayudando a los asegurados varados y sin hogar.

Nuestro equipo local de respuesta NZ CAT se ha ampliado con nuestros centros regionales que clasifican cada reclamación a medida que llega. Nos centramos en visitar a los clientes de "prioridad uno", proporcionando una respuesta específica y atención adicional a los más vulnerables. En el caso de las personas que se han quedado completamente sin hogar, la escasez local de viviendas está añadiendo presión a la creciente necesidad de alojamientos temporales.

Trabajar juntos

En todo el país, nuestros amplios equipos de siniestros graves y complejos (MCL) y de peritación de siniestros se han movilizado para ayudar a gestionar esta enorme oleada de reclamaciones, con la asistencia adicional de expertos de colegas de Sedgwick en Australia, Canadá y Sudáfrica. Las herramientas digitales también permiten la asistencia remota desde el escritorio por parte de equipos especializados en gestión de siniestros de nuestra red mundial. Todos estamos centrados en garantizar que las visitas y evaluaciones iniciales se lleven a cabo lo más rápidamente posible.

Los siniestros de corrimiento de tierras son un poco más complicados, ya que implican una cobertura de póliza independiente, que proporciona exclusivamente Toka Tū Ake EQC, también conocida como Comisión de Terremotos, que es una entidad de la Corona neozelandesa. Nuestros peritos locales tramitan este trabajo en estrecha colaboración con las aseguradoras de hogar de los clientes.

Apoyo integral

Estos recientes fenómenos meteorológicos presentan muchas facetas diferentes, que requieren una amplia gama de competencias y el apoyo de diversas áreas de la empresa.

  • Consultoría de edificios - Nuestros equipos de consultoría de edificios están sobre el terreno y siguen ayudando a los clientes en las zonas más afectadas, coordinando el desmantelamiento inicial de la propiedad. A esto le sigue la evaluación y el cálculo de los daños. Están gestionando los retos asociados causados por los problemas de la cadena de suministro mundial de algunos materiales de construcción, en particular los revestimientos de paredes de cartón yeso y la carpintería de cocina.
  • EFI Global - Varios edificios dañados han sido declarados estructuralmente inseguros y con "placa roja" por el ayuntamiento local, lo que refuerza la necesidad de que los ingenieros de EFI Global estén in situ para realizar inspecciones.
  • Contabilidad forense - Hay muchos siniestros comerciales y de grandes pérdidas, la mayoría de los cuales incluyen un elemento de interrupción del negocio (BI). Nuestro equipo de contabilidad forense responde rápidamente a cualquier siniestro por interrupción de actividad para garantizar que los clientes reciban rápidamente el apoyo financiero provisional vital que necesitan.

Colaboración industrial

En todo el sector, los expertos están colaborando para compartir recursos e información y, en última instancia, trabajar juntos para proporcionar la ayuda fundamental que necesitan tantos clientes desplazados y en apuros. Todos estamos compaginando la necesidad de una respuesta rápida con la de realizar el trabajo correctamente, protegiendo al mismo tiempo la seguridad de nuestros equipos.

Como sector, tenemos una montaña de trabajo que superar en los próximos meses, pero nuestro objetivo sigue siendo ofrecer un nivel ejemplar de atención al cliente. Nunca 'caring counts' ha significado tanto.