Navegar por el mercado de la vivienda temporal en caso de catástrofe

5 de febrero de 2024

Compartir en LinkedIn Compartir en Facebook Compartir en X

Por Laura Delpiano, Vicepresidenta de Operaciones, Alojamiento Temporal; Danielle Thomas, Directora de Operaciones, Alojamiento Temporal.

Catástrofes como inundaciones, incendios, terremotos, tornados y huracanes pueden causar daños materiales generalizados, obligando de repente a las familias a abandonar sus hogares y a necesitar un alojamiento temporal. Muchos de los desplazados pueden optar a la cobertura de su alojamiento temporal y gastos de manutención adicionales a través de sus pólizas de seguro de hogar; nuestra división de alojamiento temporal se dedica a atender las necesidades de esta población, junto con los profesionales de seguros y el personal de emergencias que se ocupan de ellos. 

Los acontecimientos catastróficos pueden causar estragos en la disponibilidad de alojamiento temporal local. Pero incluso en condiciones normales, la complejidad de los mercados de alojamiento temporal ha crecido en los últimos años, lo que hace aún más importante contar con un socio experto que conozca los matices del sector y disponga de redes establecidas a las que recurrir. Aquí destacaremos algunas de las tendencias que afectan al mercado del alojamiento temporal y los retos que pueden surgir tras una catástrofe.

Tendencias del mercado

El mercado de alquiler en EE.UU. ha cambiado radicalmente desde el COVID. Durante la pandemia, la gente evitaba los espacios compartidos, como los hoteles, para no enfermar. El riesgo de enfermedad, combinado con la escasez generalizada de personal en los hoteles, hizo que los viajeros se alojaran en alquileres vacacionales, lo que disparó considerablemente la demanda y los precios en sitios web como Airbnb y Vrbo. Muchos huéspedes encontraron que los alquileres eran más cómodos y convenientes para sus familias y mascotas. 

Hoy en día, los hoteles siguen luchando con los problemas de personal y han reducido sus servicios de hospitalidad como consecuencia de ello. Los datos muestran que los viajeros que se acostumbraron a los alquileres vacacionales durante la pandemia siguen prefiriéndolos a las estancias en hoteles. 

Al mismo tiempo, varios factores están frenando la oferta disponible de alquileres vacacionales. El aumento actual de los tipos hipotecarios y de los costes de construcción está creando barreras a la propiedad de inmuebles de alquiler. Además, muchas jurisdicciones están promulgando leyes que restringen la capacidad de los propietarios de operar propiedades de alquiler a corto plazo sin los permisos adecuados. Esto se convirtió en un problema importante en la ciudad de Nueva York en septiembre de 2023, cuando la zona sufrió graves inundaciones tras la tormenta tropical Ophelia y los residentes desplazados lucharon por encontrar un alojamiento temporal.

Las mareas cambiantes afectan al alojamiento temporal

La preferencia de los consumidores por los alquileres vacacionales frente a los hoteles puede plantear problemas cuando se trata de la cobertura del seguro de alojamiento temporal. Cada vez más, los asegurados desplazados solicitan (y esperan que las aseguradoras les proporcionen) alojamientos de alquiler vacacional en lugar de hoteles inmediatamente después de que se produzcan daños en sus hogares. El problema es triple:

1. Los alquileres vacacionales suelen ser más caros que los hoteles, especialmente cuando los socios de alojamiento temporal pueden conseguir descuentos en hoteles a través de sus redes establecidas. El uso de alquileres vacacionales como alojamiento temporal suele incrementar los costes de las reclamaciones.

2. Las pólizas de seguro de los propietarios de viviendas pueden establecer franquicias para la cobertura de alojamiento temporal y gastos de manutención adicionales. Es probable que los asegurados que opten por el alquiler vacacional en lugar de otras opciones más rentables agoten su asignación antes de que sus viviendas dañadas vuelvan a ser habitables.

3. Las familias que van a estar fuera de sus viviendas dañadas durante periodos prolongados suelen pasar de un alojamiento de emergencia de corta duración a una casa o apartamento con un contrato de alquiler de duración limitada (6-12 meses, etc.). Cuando los asegurados empiezan en un alquiler vacacional, en lugar de una habitación de hotel, tienden a asentarse y no quieren trasladarse a propiedades alquiladas más rentables, que pueden ofrecer iguales o menores comodidades. 

Parte de nuestro papel como socio de alojamiento temporal del sector asegurador es estar al tanto de las tendencias económicas y de consumo en el mercado de la vivienda y de cómo afectan a nuestros clientes aseguradores. Gracias a nuestro conocimiento de los factores de coste y psicográficos, podemos ofrecer orientación profesional a las aseguradoras sobre cómo abordar estas cuestiones y comunicarse eficazmente con sus asegurados para garantizar el mejor resultado para todas las partes implicadas. 

Incendios en Maui: retos específicos 

En agosto de 2023, los incendios arrasaron la isla hawaiana de Maui, matando a más de 100 personas, destruyendo más de 2.000 edificios, causando daños por valor de unos 5.500 millones de dólares y dejando a más de 7.000 personas sin hogar. El alojamiento temporal para los residentes desplazados de Maui era (y, meses después, sigue siendo) una necesidad acuciante.

La crisis de la vivienda en Maui tras los incendios forestales se ha visto agravada por factores que superan con creces los retos habituales de un suceso CAT. Toda la isla tiene unos 1.880 kilómetros cuadrados (730 millas cuadradas) y los desplazamientos entre islas no son fáciles, por lo que los recursos disponibles son limitados. Dado que Maui es un destino turístico de alto nivel, las tarifas hoteleras son caras. Además, un gran porcentaje de las propiedades residenciales de Maui son de alquiler vacacional, y muchos propietarios dudan en comprometerse con huéspedes a más largo plazo por miedo a perder los ingresos del turismo de temporada alta. (Los incentivos financieros ofrecidos por varios organismos gubernamentales están ayudando en este sentido). 

A pesar de los numerosos obstáculos, el equipo de alojamiento temporal de Sedgwick ha ayudado a cientos de residentes desplazados de Maui en su momento de necesidad. Gracias a nuestro servicio de conserjería 24 horas al día, 7 días a la semana, a las relaciones establecidas con cadenas hoteleras y a nuestra sólida red de contactos en Hawai, hemos trabajado con múltiples aseguradoras para garantizar alojamientos seguros a corto y largo plazo para sus asegurados. Nuestro equipo también ha ayudado a establecer contratos de alquiler para docenas de familias, de modo que puedan establecerse hasta que se reconstruyan sus hogares. Nuestros 27 años de experiencia en alojamiento temporal tras catástrofes nos han servido para encontrar soluciones creativas a problemas aparentemente insuperables tras los devastadores incendios forestales. 

A largo plazo

Los materiales de construcción deben importarse de Estados Unidos continental o de Asia. Y en un entorno en el que muchos compiten por unos recursos limitados, la reconstrucción de estructuras que contribuyan a la recuperación económica de la isla puede tener prioridad sobre las viviendas unifamiliares. 

Independientemente del tiempo que dure la recuperación, Sedgwick se compromete a estar ahí para apoyar a nuestros clientes y a sus asegurados en Maui. Si podemos ser de ayuda para usted, por favor póngase en contacto con nuestro equipo de vivienda temporal en [email protected]nuestros ajustadores de pérdida de propiedad en [email protected]. 

> Leer más - ver este vídeo y lee este folleto sobre las soluciones de alojamiento temporal de Sedgwick, y visite nuestro centro de recursos CAT para explorar nuestras soluciones de planificación y respuesta ante catástrofes